viernes, 31 de marzo de 2017

El día de la marmota



Ayer mantuve una de esas conversaciones con supuestos “especialistas educativos y de salud” que, tras dieciocho años escuchando lo mismo:  “que en España no se atienden a las altas capacidades intelectuales, que si no se identifica, que aún cuando se identifica no se atiende, que medidas educativas que deberían ser ordinarias y habituales en estos niños, son segregacionistas, que si los mitos y estereotipos, …” agotaron mi paciencia, ya de por sí escasa tras tantos años de lucha.



Para despejarme un poco abrí el Facebook y me volví a encontrar el mismo tipo de noticias en prensa, con las mismas palabras más o menos y las mismas quejas de los padres, los mismos argumentos, los de los “pseudo-optimistas” y “buen-rollistas” y los de los “desesperados” - desesperados pero que no han presentado en su vida ni una sola reclamación formal-;  los de los que sí han hecho algo, pero que no han llegado ni a Fiscalía ni a los Tribunales de Justicia; los de la queja del FB y de la barra del bar, …. 

Supongo que ello se debe a que el tiempo escolar es finito, llega o llegará un día en que todo termine y pasemos a otra cosa mariposa, esto es, que antes o después, nuestros hijos saldrán del sistema educativo, o puede que esperemos inactivamente y sin base alguna, ni teórica ni práctica, a que el tiempo ponga todo en su lugar y “veamos pasar la cabeza de nuestros enemigos” como en las Escrituras.



Y será la primavera, que la sangre altera, o un “flashback” temporal o un principio de depresión estacional, pero me vi envuelta en un bucle imposible, tal como sucedía en la película del “Día de la Marmota”.



Mis queridos padres con hijos menores en el sistema educativo español, tened claras varias cuestiones:



·         La Administración Educativa no va a cambiar, no quiere cambiar, no le interesa cambiar, los funcionarios (salvo honrosas excepciones) están muy a gusto como están, defendiendo sus puestos de trabajo y justificando su falta de interés, desgana o apatía en los recortes, el salario insuficiente, el personal insuficiente, la falta de medios, …, los padres maleducados, protestones o sabihondos, …, “EL SISTEMA” –ese ente que sobrevuela nuestras acciones e intenciones cual ojo de gran hermano impidiéndonos actuar- … pero no utilizarán jamás la vía de la queja oficial, ni se prestarán a denunciar ante los organismos correspondientes la mala praxis de algunos o muchos, sino que defenderán a capa y espada a sus compañeros haciendo frente común frente al enemigo:   los padres y los alumnos; aún cuando se quejen en los pasillos o en la cafetería, haciendo así alarde de su “ombliguismo”.

-       Aquellos que innovan, se preocupan o están tratando de "crear sistemas nuevos" son como las meigas "haberlas haylas", pero sus aislados ejemplos no acaban de calar en la población ni en la Administración.  Son como aves exóticas que brillan fugaces en las noticias y que contemplamos como el viaje a las Maldivas que todos querríamos hacer alguna vez en la vida.



·         A los políticos españoles les importa un carajo la educación, les importan los votos, el poder, el enriquecimiento propio y de su entorno, salir en las noticias y tener su minuto de gloria,… por eso las comisiones de educación y mesas de educación rara vez llaman a especialistas y técnicos en la materia, llaman a “sus amigos”, muchos de los cuales no han pisado un aula ni se han reunido con las familias afectadas en su vida, y que suelen ser “teóricos de la educación”, -me  recuerdan mucho a los generales de salón-,  algunos de los cuales al participar en una “mesa o comisión sobre educación” tienen algo así como una “revelación” en forma de moda pedagógica que han leído en alguna revista norteamericana o por las redes sociales, que cual pastiche tratan de meter en la nueva normativa que salga, con los que sus pequeños y ridículos egos, quedan satisfechos y felices.  No teneis más que ver el repertorio de leyes educativos que llevamos en esta democracia, que son mas "leyes manifiesto" que normas ejecutivas, o los recortes económicos en materia educativa, o los gastos estúpidos de algunas comunidades, ...



·         Las familias, por regla general, se quejan mucho y actúan poco.  O actúan sin seso, como un pollo sin cabeza, por no dejarse asesorar (por no querer gastarse los cuartos acudiendo a un abogado que les asesore, hablando en plata -supuestamente cobramos muchísimo y deben desconocer que la Justicia Gratuita existe-).  Estamos tan acostumbrados a que “Papá Estado” nos saque las castañas del fuego, que nos creemos depositarios de una especie de derecho divino a que nos atiendan bien, léase, “como nosotros queremos” y no como el Estado pueda o deba, y, sobre todo, GRATIS.  Esto habría que ponerlo en enormes  letras de neón encendidas con miles de brillantes vatios.



Pues bien, siento decirles a todos que las cosas no se van a arreglar si nadie se remanga para hacerlo y esto va por cada uno de nosotros-ustedes.



Si ya sé que psicólogos sociales como Darley y Datané, tras el famoso caso de Kitty Genovese en 1964 (una mujer brutalmente asesinada en presencia de 38 testigos de los que ninguno llamó a la policía, salvo uno, cuando ya estaba muerta –y ninguno era un psicópata-), describieron el “efecto del espectador” que se puede definir como que “cuanto mayor sea el número de espectadores, menor será la probabilidad de que cualquiera de ellos preste ayuda a la persona necesitada”, pero soy una optimista empedernida o una soñadora, así que ahí va mi perorata de hoy:



·         Las Asociaciones de familias no están ahí únicamente para organizar actividades más o menos chulas para los niños o para disponer de una terapia de padres del tipo “vamos a quejarnos al bar” o en las redes sociales.  Las Asociaciones tienen sentido únicamente si reivindican de las Administraciones públicas el cumplimientos de la legalidad o si plantean actuaciones legislativas o si denuncian ante los organismos correspondientes la inactividad o inadecuada actuación de la Administración Educativa y de sus miembros, -con nombres y apellidos, de los denunciantes y de los denunciados-.  Y si, siempre, la unión hace la fuerza.



·         Las Plataformas sin personalidad jurídica (o grupos de FB, instagram, whatsapp, ...-que nadie se vaya a sentir directamente aludido-) son como los cafés o las tertulias, algunos miembros informan o comparten experiencias y los demás se quejan, pero ninguno actúa, o actúan cuatro y doscientos miran, en una actuación más publicitaria que efectiva, se queman y dejan de actuar. Pero en este mundo virtual de redes sociales tienen la función del pañuelo de lágrimas o de la autocomplacencia del "mal de muchos consuelo de tontos".



Llamadme radical si queréis, pero os habla la voz de la experiencia, -por lo menos en el ámbito de las aacc-, desde que los padres reivindicativos nos hemos apartado de las Asociaciones, los pocos avances conseguidos a nivel Administración y normativo están retrocediendo, lo vais a comprobar en vuestros hijos.



·         Las Universidades no están ahí solo para captar alumnos y vender títulos, o no deberían estar ahí para eso, están para defender la transmisión del conocimiento y la evolución de este conocimiento, por lo que si sus expertos consideran que los planes de estudios de grados como los de Magisterio, Pedagogía, … están obsoletos o desfasados, deberán proponer los cambios en las instancias oportunas y no acomodarse en sus poltronas quejándose de lo mal que están las cosas, vs. políticos, recortes, estudiantes, pas, ….  Lo que también afecta a los  estudiantes y las asociaciones de profesionales en la materia.



Estamos en lo mismo, los que se presentan a las elecciones a Rector, inocentemente ilusionados por llevar a cabo “progresos”, se enfrentan a una enorme tarea política y burocrática, destinada principalmente a no dejarles hacer ningún cambio;  tampoco es que se dejen asesorar mucho por expertos ya que el compadreo también abunda, pero es la larga mano de los burócratas y políticos, que quieren ver traducido a ingresos y gastos cualquier actuación del “saber”, así como paralizar cualquier actuación que suponga un esfuerzo, un trabajo consensuado y lógico, la que actúa de muro,… lo que se ve favorecido por la propia inactividad e implicación de los afectados, tanto profesores como alumnos.



·         Los políticos deberían estar ahí para representarnos y deberían tener una vocación de servicio público y no ser una carrera profesional para la que no se requiere formación profesional o capacitación alguna.  ¿Qué deciros?  Podéis ver cualquier telediario y sacar conclusiones.  Y eso, … sigamos votando para que nada cambie y no nos impliquemos... "que sean otros los que llamen a la policía".



En conclusión:  el movimiento se produce andando.  Solo si cada uno adquiere consigo mismo el compromiso de hacer, -y se pueden y se deben hacer muchas cosas-, se producirán cambios.  Si no, seguiremos siendo espectadores perdidos en el bucle temporal del Día de la Marmota.



Que paséis un buen día.










jueves, 9 de febrero de 2017

La flexibilización de las etapas y niveles de la educación en España.


En la mayoría de las Comunidades autónomas, el próximo día 30 de ABRIL concluye el plazo para presentar las solicitudes de flexibilización de un curso de la Etapa Escolar Obligatoria para los Niños SUPERDOTADOS. –Ojo- Hay Comunidades que piden que la documentación esté lista el día 15 de abril.

Todas las Leyes Orgánicas Educativas Españolas que se han promulgado desde la famosa Ley de la EGB de los años 70, manifiestan en sus Preámbulos que la educación constituye un instrumento de mejora de la educación humana y de la vida colectiva y recogen los principios en los que se inspira el sistema educativo, entre otros la calidad de la educación para todo el alumnado, la equidad, que garantice la igualdad de derechos y oportunidades; la no discriminación y la inclusión educativa; la flexibilidad para adecuar la educación a la diversidad de aptitudes, intereses, expectativas y necesidades del alumnado; la orientación educativa y profesional de los estudiantes para el logro de una formación personalizada que propicie una educación integral; y la participación de la comunidad educativa en la organización, gobierno y funcionamiento de los centros docentes.  

De todos esos principios, quizás uno de los más vulnerados es el de la flexibilidad para adecuar la educación a la diversidad de aptitudes, intereses, expectativas y necesidades del alumnado, principio que vuelve a ser recogido entre sus principios y fines por la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de Mayo de Educación. 

Podéis leer la Ley completa en el siguiente enlace: 

La vigente Ley Orgánica 2/2006 de 3 de mayo, de Educación, dedica su Título II a la Equidad en Educación (artículos 71 al 79 bis) y dentro de éste, su Sección II al alumnado con Altas Capacidades Intelectuales (artículos 76 y 77), que es considerado por esta norma como alumnado con necesidad específica de apoyo educativo (ACNEAE), estableciendo lo siguiente:

La atención integral a este alumnado se iniciará desde el mismo momento en que dicha necesidad sea identificada y se regirá por los principios de normalización e inclusión.

Corresponde a las Administraciones educativas adoptar las medidas necesarias para identificar de forma temprana sus necesidades:
  •  Adoptar planes de actuación, así como programas de enriquecimiento curricular adecuados a dichas necesidades.
  • Asegurar los recursos necesarios para que puedan alcanzar el máximo desarrollo posible de sus capacidades personales.
  •  Garantizar la escolarización.
  • Regular y asegurar la participación de los padres o tutores en la decisiones que afecten a la escolarización y a los procesos educativos, así como adoptar las medidas oportunas para que los padres de estos alumnos reciban el adecuado asesoramiento individualizado y la información necesaria que les ayude en la educación de sus hijos.

Los centros docentes contarán con la debida organización escolar y realizarán las adaptaciones y diversificaciones curriculares precisas para facilitar a los alumnos la consecución de los fines establecidos. En el ejercicio de su autonomía pedagógica, de organización y de gestión, en el marco de la legislación vigente, elaborarán un proyecto educativo, que recogerá, entre otras cosas, la forma de atención a la diversidad del alumnado.

·         Flexibilización de las etapas del sistema educativo:

Se podrá flexibilizar la duración de cada una de las etapas del sistema educativo para este alumnado, independientemente de su edad, de acuerdo con las normas establecidas al efecto.

Esta medida supondrá anticipar el inicio de la etapa o reducir la duración de la misma. La decisión se tomará cuando las medidas que el centro puede adoptar, dentro del proceso ordinario de escolarización, se consideren insuficientes para atender adecuadamente las necesidades de este alumnado y su desarrollo integral, deberá contar con la conformidad de los padres e incorporar medidas y programas de atención específica.

·         Criterios generales para adoptar la medida de flexibilización:

La medida de anticipar o reducir la duración de una etapa educativa podrá adoptarse hasta un máximo de tres veces en la enseñanza básica y una sola vez en las enseñanzas postobligatorias. En casos excepcionales, las Administraciones educativas podrán adoptar medidas de flexibilización sin tales limitaciones.

En el caso de las enseñanzas de régimen especial, la flexibilización de la duración de los diversos grados, ciclos y niveles se podrá llevar a cabo siempre que la reducción de estos periodos no supere la mitad del tiempo establecido con carácter general, aunque, en casos excepcionales, las Administraciones educativas podrán adoptar medidas de flexibilización sin tal limitación, siempre incorporando medidas y programas de atención específica.

Las Administraciones educativas determinarán el procedimiento, trámites y plazos que se han de seguir en su respectivo ámbito territorial para adoptar la medida de flexibilización, así como el órgano competente para dictar la correspondiente resolución.

·          Ayudas

Anualmente el Ministerio de Educación convoca ayudas para estos alumnos.

·         Legislación de ámbito estatal


Es interesante leerse este Real Decreto que nos va a demostrar que el término “posverdad” que tan de moda está en este momento, no lo han inventado los norteamericanos sino las administraciones educativas españolas, porque este Real Decreto es una de las normas más incumplidas de nuestra legislación, por lo que hace tiempo ya realicé una entrada hablando de este Real Decreto que podéis leer aquí:  Mitos en educación:  el RD 943/2003

Resultan especialmente interesantes los dos artículos siguientes:

Artículo 7. Criterios generales para flexibilizar la duración de los diversos niveles, etapas y grados para los alumnos superdotados intelectualmente.
1. La flexibilización de la duración de los diversos niveles, etapas y grados para los alumnos superdotados intelectualmente consistirá en su incorporación a un curso superior al que le corresponda por su edad. Esta medida podrá adoptarse hasta un máximo de tres veces en la enseñanza básica y una sola vez en las enseñanzas posobligatorias. No obstante, en casos excepcionales, las Administraciones educativas podrán adoptar medidas de flexibilización sin tales limitaciones. Esta flexibilización incorporará medidas y programas de atención específica.
2. La flexibilización deberá contar por escrito con la conformidad de los padres.

Artículo 9. Criterios generales para flexibilizar la duración de los diversos grados, ciclos y niveles para los alumnos superdotados intelectualmente, en las enseñanzas de régimen especial.
En el caso de las enseñanzas de régimen especial la flexibilización de la duración de los diversos grados, ciclos y niveles para los alumnos superdotados intelectualmente consistirá en su incorporación a un curso superior al que le corresponda por su edad, siempre que la reducción de estos períodos no supere la mitad del tiempo establecido con carácter general. No obstante, en casos excepcionales, las Administraciones educativas podrán adoptar medidas de flexibilización sin tal limitación. Esta flexibilización incorporará medidas y programas de atención específica.

Conviene recordar a los lectores que este Real Decreto, nació fruto de varias Sentencias Judiciales del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo, que vinculaban el contenido de los artículos constitucionales 27, Derecho a la Educación, 14, Derecho a la Igualdad y, por tanto a la Equidad y 15, Derecho a la no discriminación, con la normativa internacional a que se refiere el artículo 10 de la Constitución, en concreto con el artículo 29 de la Declaración de Derechos del Niño, motivo por el que los Magistrados de estos dos altos tribunales llegaron a la conclusión de que no se puede poner un límite legal al número de flexibilizaciones que un menor puede necesitar para ser adecuadamente atendido por el sistema educativo, que es la causa de que en todas las normativas educativas de nuestro país aparezca la coletilla “con independencia de su edad” y “sin tal limitación”.

Esto quiere decir que la Ley Orgánica de Educación y su Real Decreto de desarrollo, establecen que, cuando las necesidades específicas de apoyo educativo del alumnado, se asocian con altas capacidades intelectuales, se exige la puesta en marcha de procesos de identificación y valoración de las necesidades educativas presentadas, así como la adopción de planes de acción adecuados a las mismas, en cumplimientos de los principios y fines citados anteriormente, lo que repiten la totalidad de las Leyes Educativas dictadas por las diferentes Comunidades autónomas de nuestro país al amparo de las transferencias en materia educativa.

La normativa nacional que desarrolla más profundamente estas medidas educativas para los menores de aacc es la Orden EDU/849/2010, de 18 de marzo, por la que se regula la ordenación de la educación del alumnado con necesidad de apoyo educativo y se regulan los servicios de orientación educativa en el ámbito de gestión del Ministerio de Educación, en las ciudades de Ceuta y Melilla, en vigor, que en su capítulo II (artículos 3 al 15), establece los principios generales en relación a la atención educativa integral al alumnado con necesidad de apoyo educativo. 

Podéis leer la Orden completa aquí y merece la pena leerla:

Según esta Orden,  todos los Centros Educativos Españoles deberán disponer de un Plan de Atención a la Diversidad, que formará parte de su proyecto educativo, contemplando las medidas de carácter general, tanto ordinarias como extraordinarias (art. 6.3), que se aplicarán a este tipo de alumnado, como son la siguientes:

a) Medidas de carácter general: 
·         Organización de los grupos de alumnos –también de los grupos de alumnos con aacc.-
·         Estrategias para favorece la accesibilidad universal y permitir la participación del alumnado en el aprendizaje.
·         Acción tutorial.
·         Colaboración con distintos profesionales y colaboradores externos.
·         Atención y formación familiar, …

b) Medidas generales de carácter ordinario con un alumno o grupo de alumnos, que comprende:
·         Agrupamientos flexibles o en aulas concretas,
·         Atención individualizada,
·         Apoyo en el aula,
·         Adaptación a los diferentes ritmos de aprendizaje,
·         Establecimiento de diferentes niveles de profundización de los contenidos,
·         Selección de materiales y recursos específicos,
·         Adaptaciones no significativas del currículo (como hacer los exámenes de forma verbal o dar más tiempo en un examen,…),…

c) Medidas de carácter general extraordinario:
·         Programas de diversificación curricular y de cualificación profesional inicial.
·         Adaptaciones curriculares significativas y
·         La flexibilización de las distintas etapas y niveles educativos.

Una de las medidas educativas que establece esta norma en su artículo 4 en relación a la detección y atención temprana de este alumnado, es que el profesorado está obligado a:

·    Realizar una evaluación inicial al alumnado que permita conocer cuáles son sus necesidades educativas reales, a fin de desarrollar la posterior evaluación psicopedagógica. 

Ni esta norma, ni las anteriores, dicen en ninguna parte que esa evaluación se limitará a los contenidos del curso en que el menor esté escolarizado por edad (que es lo que se hace normalmente), sino que, si se comprueba que el menor tiene adquiridos los contenidos y competencias de uno o varios cursos superiores, se le debe evaluar inmediatamente y adaptar su educación a su nivel curricular y emocional.

También establece esta norma que:

·       La atención educativa específica de estos menores se debe realizar inmediatamente, por el conjunto de profesores que atiendan al menor y no hay que esperar al informe de Evaluación Psicopedagógica, y se llevará a cabo preferentemente, en su grupo de referencia, de acuerdo con las medidas organizativas y curriculares y los recursos establecidos en el Plan de Atención a la Diversidad.

Los artículos 30, 31 y 32 de esta Orden EDU/849/2010, de 18 de marzo, son especialmente importantes:

Artículo 30. Atención educativa.
1. La atención educativa al alumnado con altas capacidades intelectuales se realizará a través de medidas específicas, entre las que se podrán considerar las adaptaciones curriculares de profundización o de ampliación del currículo del curso que le corresponde por su edad, el tratamiento globalizado e interdisciplinar de las distintas áreas o materias del currículo, así como los agrupamientos con alumnos de cursos superiores al de su grupo de referencia para el desarrollo de una o varias áreas o materias del currículo, sean optativas o no, cuando se considere que su rendimiento en ellas es alto y continuado y, en las mismas, tiene adquiridos los objetivos del curso en el que está escolarizado.

2. Los centros, para la adopción de estas medidas, prestarán especial atención a los intereses, motivaciones y expectativas, así como al desarrollo de la creatividad en este alumnado, atendiendo a sus iniciativas e incorporándolas al plan de atención a la diversidad, la propuesta curricular y la adaptación curricular.

3. La adaptación curricular de profundización o ampliación se llevará a cabo cuando, como resultado de la evaluación psicopedagógica, se valore que el alumno tiene un rendimiento excepcional en un número limitado de áreas o materias o cuando, teniendo un rendimiento global excepcional y continuado, se detecte desequilibrio en los ámbitos afectivo, emocional o social.

4. La adaptación de profundización o ampliación del currículo recogerá el enriquecimiento de los objetivos y contenidos del curso que corresponde cursar al alumno por su edad, sin que ello suponga, necesariamente, el desarrollo de contenidos de cursos siguientes y atendiendo a los intereses y motivaciones del alumno; la flexibilización de los criterios de evaluación y la metodología específica que conviene utilizar, teniendo en cuenta el estilo de aprendizaje del alumno y el contexto escolar, así como medidas para su desarrollo afectivo, emocional, social y creativo.

5. En el caso de que las medidas que el centro adopte se consideren insuficientes para atender adecuadamente a las necesidades y al desarrollo integral de este alumnado, se podrá flexibilizar, con carácter excepcional, el periodo ordinario de escolarización, anticipando el inicio de las distintas etapas, ciclos, grados, cursos y niveles en los que se organizan las enseñanzas del sistema educativo anteriores a la universitaria, o reduciendo su duración, previa autorización, mediante resolución de la Dirección General de Evaluación y Cooperación Territorial. Esta flexibilización se adoptará conforme a los criterios establecidos, respectivamente, en los artículos 7 y 9 del Real Decreto 943/2003, de 18 de julio, por el que se regulan las condiciones para flexibilizar la duración de los diversos niveles y etapas del sistema educativo para los alumnos superdotados intelectualmente, y según el procedimiento establecido al respecto en el artículo 31 de la presente Orden.

6. La medida de flexibilización de la duración de las distintas etapas, ciclos, grados, cursos y niveles en los que se organizan las enseñanzas del sistema educativo anteriores a la universitaria se adoptará cuando en la evaluación psicopedagógica, acreditadas las altas capacidades intelectuales del alumno, se valore que éste tiene adquiridos globalmente los objetivos del curso, ciclo, grado, etapa o nivel que le corresponde cursar por su edad y se prevea que dicha medida es adecuada para el desarrollo de su equilibrio personal y de su socialización. La adopción de la medida de flexibilización irá acompañada de un plan de actuación que contemple medidas específicas para la atención a las necesidades del alumno en el centro o, en su caso, en colaboración con otras entidades públicas o privadas.

7. Las decisiones curriculares tomadas, una vez autorizada la flexibilización, estarán sujetas a un proceso continuado de evaluación, pudiendo anularse cuando el alumno no alcance los objetivos propuestos. En este caso, cursará la etapa, ciclo, grado, curso o nivel que le correspondería antes de adoptar la última medida de flexibilización.

8. El Ministerio de Educación promoverá la realización de programas extracurriculares de enriquecimiento que favorezcan la relación e interacción de este alumnado en espacios de fomento de la creatividad y de atención a sus intereses específicos. Para ello, podrá establecer convenios de colaboración con otras Administraciones y organizaciones sin ánimo de lucro.

Artículo 31. Procedimiento para la flexibilización del periodo de escolarización.
1. El procedimiento para flexibilizar el periodo de escolarización será el siguiente:

a) Detectadas las necesidades educativas, la dirección del centro informará a los padres o tutores legales y, con su conformidad, solicitará a los servicios de orientación educativa que realice la evaluación psicopedagógica del alumno.

b) La dirección del centro elevará a la Dirección provincial la solicitud correspondiente, acompañada de la siguiente documentación:
Un informe del equipo docente, coordinado por el tutor del alumno, en el que conste, entre otros, el nivel de competencia curricular del alumno y los aspectos relacionados con su desarrollo personal, su socialización, su estilo de aprendizaje y su creatividad.
El informe psicopedagógico, realizado por los servicios de orientación educativa, que reunirá la información que se indica en el artículo 53 de la presente Orden.
La propuesta concreta de modificación del currículo firmada por el director del centro, que contendrá los objetivos, contenidos y criterios de evaluación, así como las opciones metodológicas que se consideran adecuadas a las necesidades detectadas, entre las que se recogerán las decisiones relativas al agrupamiento, a los materiales y a la distribución de espacios y tiempos.
Documento en el que conste la conformidad de los padres o tutores legales.

c) La inspección educativa elaborará un informe sobre la idoneidad de la propuesta de modificación del currículo que presenta el centro y en el que se valorará si los derechos del alumno y su familia han sido respetados.

d) La Dirección provincial revisará la documentación mencionada en los puntos b) y c) y, en su caso, solicitará que se complete o que responda a lo regulado y la remitirá a la Dirección General de Evaluación y Cooperación Territorial en el plazo de un mes.

e) La Dirección General de Evaluación y Cooperación Territorial resolverá y comunicará dicha resolución a la Dirección provincial al mismo tiempo que a la dirección del centro para su traslado a los interesados.


Artículo 32. Plazo de presentación y resolución de las solicitudes.
1. El plazo de presentación en la Dirección provincial de los documentos que constituyen el expediente para solicitar la flexibilización del periodo de escolarización de un alumno será el comprendido entre el 1 de enero y el 31 de marzo de cada año.

2. Los expedientes recibidos en la Dirección provincial dentro del plazo citado y que se ajusten a lo establecido serán resueltos por la Dirección General de Evaluación y Cooperación Territorial en el plazo de tres meses a partir de su recepción en la misma.

3. Los expedientes recibidos en la Dirección General de Evaluación y Cooperación Territorial cuya documentación esté incompleta o no responda a lo regulado serán informados y devueltos a la Dirección provincial para que los traslade al centro y sean completados por éste con las indicaciones del informe o, si el centro lo considera oportuno, se solicite la flexibilización del periodo de escolarización para el alumno en el año siguiente.


Pues bien, como siempre sucede en nuestro país, las distintas administraciones educativas de nuestras comunidades autónomas han “reinterpretado” cuando no “tergiversado” algo que queda meridianamente claro en la Ley Orgánica, en su Real Decreto y en la Orden de desarrollo mencionada, en contra de los principios constitucionales de jerarquía normativa, dando lugar a batiburrillo de normativas que hoy nos rodean, con el único fin de impedir que los niños de altas capacidades intelectuales avancen al ritmo educativo que necesitan, contando todo tipo de mentiras a los padres e infringiendo impunemente las leyes de este país.

Espero que el artículo os sirva para conocer mejor vuestro derechos.
Feliz semana.