jueves, 17 de septiembre de 2015

El victimismo en las altas capacidades intelectuales.-



                Hoy voy a tocar un tema de esos que no suelen aparecer en los foros, pero con el que me he encontrado y encuentro, reiterativamente, en el mundillo español de las “altas capacidades intelectuales”:  el victimismo.  Victimismo de los padres de alumnos con altas capacidades, que acaba convirtiéndose en victimismo de los alumnos: adolescentes y jóvenes de altas capacidades intelectuales, que haciendo uso del “soy rebelde porque el mundo me ha hecho así, porque nadie me ha sabido comprender, …”, se convierten en “ninis” (ni estudian ni trabajan), porque hubo una vez un sistema educativo malo-malísimo que no les dio la atención educativa que necesitaban o querían.



                Y es que combinar la tarea educativa del Estado, con todas sus imperfecciones, con la atención educativa de los alumnos de altas capacidades intelectuales no es tarea fácil, y, si bien es cierto que una inadecuada atención educativa de este tipo de alumnado viene siendo una constante en nuestro país y que puede conducir, en ocasiones, al famoso “fracaso escolar”, no por ello es menos cierto que muchos alumnos de alta capacidad intelectual terminan haciendo brillar sus talentos, con apoyos institucionales o sin ellos, hayan sido identificados o no por el sistema, por dos características fundamentales de las altas capacidades intelectuales:  la automotivación y la perseverancia y sobre todo, por el trabajo duro.



                Hace poco que publiqué en mi página de Ros Abogados un artículo de Gregorio Luri que se resumía en lo siguiente:  “No hay alternativa pedagógica a los codos”.  Educada en un Instituto Experimental para alumnos de alto rendimiento académico y alta capacidad intelectual, no puedo estar más de acuerdo:  quien no tiene medios, se los busca y hoy día, gracias a ese inmenso archivo virtual que es internet, todo el mundo puede tener acceso a una educación de calidad más allá de la proporcionada por el sistema educativo tradicional.



                Hasta donde yo sé Jimmy Hendrix no se metió en un rincón a llorar porque no había tenido acceso al conservatorio con 5 o con 8 años y no contó nunca con estudios reglados; Giuseppe Verdi no fue admitido en la Escuela Superior de Música de Milán, el Conservatorio; Évariste Galois, padre del álgebra moderna fue rechazado dos veces por la politécnica de París; Unamuno suspendió la asignatura de literatura; Marguerite Yourcenar nunca pasó por la escuela y Balzac fue un auténtico desastre: indisciplinado, distraído… El padre de Winston Churchill tuvo que admitir que “El trabajo escolar de mi hijo es un insulto a la inteligencia”; John Gurdon, premio Nobel de Medicina, tuvo unos resultados desastrosos en la Eton School; Stephen Hawking, nunca fue acelerado por su sistema educativo y afirmaba haberse aburrido miserablemente durante sus estudios universitarios.  Y podemos encontrar así un largo ecétera.



Cualquiera de nuestros jóvenes investigadores españoles que actualmente están ganando premios internacionales, no andan quejándose de no haber podido entrar en la universidad a los 12 o a los 14 años.   Que esto hubiera podido ser lo más deseable, puede que sí (mi opinión personal es que sí), pero la vida científica, artística, intelectual, investigadora, … no es cosa de un día o dos, de un año o dos, es cuestión de constancia, de pasión, de trabajo duro.



El pasado fin de semana, tuve la suerte de poder asistir a la 5 Edición de Naukas Bilbao, donde investigadores y divulgadores científicos españoles, en su mayoría jóvenes, dieron 70 charlas científicas en dos días, con un altísimo nivel.  El Paraninfo de la Universidad de Bilbao estaba a rebosar de personas con un claro interés por la ciencia que llegaban de todos los rincones de España e incluso, había un importante grupo de Holandeses.  Si hubiéramos pasado un test de inteligencia a la mayoría de ponentes y de asistentes, un enorme porcentaje de los mismos hubiera podido ser catalogado como de alta capacidad intelectual.  La mayoría pasó por nuestro sistema educativo tal cual y se buscó la vida para llegar a donde están:  estudiaron idiomas, música, artes escénicas, cocina, …. O se dedicaron a desarrollar sus pasiones al margen del sistema educativo establecido.



Que no tenemos un sistema educativo que atienda  las necesidades específicas de estos menores, cierto, pero que “quien quiere puede”, también.



Una especialista en altas capacidades intelectuales y profesora de la Universidad de Deusto me comentaba que tenía un caso desesperante en su gabinete:  un joven “nini”, cuya justificación es la de “soy rebelde porque el mundo me ha hecho así” o “no hago nada porque soy de alta capacidad intelectual y nadie me ha dado una educación distinta al resto de la población”.  Mi respuesta fue clara:  ese chico no es de alta capacidad, es un vago y un imbécil por desperdiciar su inteligencia de ese modo.



Puede que sea una borde, pero no es la primera familia que acude a mi despacho con la peregrina idea de denunciar a la Administración Educativa y pedir responsabilidad patrimonial a ésta porque su hijo/a de alta capacidad intelectual, ha acabado suspendiendo hasta el recreo.  Salvo que el caso contenga una variable de acoso, bulling, o cualquier tipo de maltrato en general, lo que les digo es que cambien de colegio a su hijo/a, le saquen del país o del sistema oficial si hace falta y, sobre todo, que el niño/a se ponga las pilas y trabaje.  Si en algo ha cambiado la educación actual es que San Internet existe y que es una herramienta que, utilizada con criterio, resulta fundamental para la formación y educación de estos menores, y, lo mejor, ... solo depende del wifi.


10 comentarios:

  1. Belén estoy de acuerdo contigo
    Y ese nini no es suoerdotado

    ResponderEliminar
  2. Le comentas a esa especialista de Deusto que le ponga este vídeo a ese chico (yo se lo he puesto a mis alumnos de la ESO): https://www.youtube.com/watch?v=tjr4Aj1EmQ4

    ResponderEliminar
  3. Belén, excelente artículo, al fin alguien que dice las cosas claritas y ajustadas a la realidad, sin ser todas rosas pero tampoco todas espinas.
    Bravo y gracias!

    ResponderEliminar
  4. Si todo fuera según su magnánimo entender, sólo merecerían salvarse los alcohólicos que salieran por su propio pie, etc.
    Por favor, documéntese bien de la problemática, de las estadísticas, etc, y quizá así no haría del caso de un cliente suyo una apología.

    Un poquito de seriedad si de verdad queremos resolver los temas de bullying, fracaso, e incluso suicidio escolar.
    No nos dejemos llevar por complejos personales en temas que afectan a los niños.
    Y cuando hablamos de retener el talento en España, comencemos por evitar su destrucción en el origen.
    Espero que sirva para reflexión y apara animar a la documentacion. Gracias por permitir responder.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Enrique: Espero que te leas mis post sobre bulling, acoso, maltrato infantil, y artículos que he publicado en prensa y en mi página de Ros Abogados, no solo referidos a los menores de AACC sino a todos los niños/as en general, porque el tema es muy serio, ... también he elaborado un par de protocolos para exigir la atención educativa de los menores de AACC y para denunciar el maltrato escolar. Creo que soy de las personas que pueden decir que se han mojado en la defensa del talento y de la atención educativa de estos niños frente a la administración educativa española durante muchos años y lo avalo con hechos: sentencias, recursos, ponencias y cursos, ... En relación a lo que indicas sobre documentación, los últimos estudios estadísticos sobre el fracaso escolar de los alumnos/as superdotados en nuestro país publicadas por el MEC son de los años 90 (Informe del MEC de Benito López Andrade y otros MEC 2002) y están basados en los superdotados diagnosticados como tales en aquel momento y en la atención educativa que se les daba en aquel momento: dime dónde hay estudios estadísticos serios actuales y quién los ha hecho y no tendré ningún inconveniente en incluirlos. No obstante, te diré que la dificultad para la realización técnica de dichos estudios estriba en la valoración de los siguientes items: niños/as diagnosticados, niños/as diagnosticados y atendidos educativamente según las distintas modalidades legales, niños diagnosticados y no atendidos educativamente y niños/as que siendo de AACC no han sido ni diagnosticados ni atendidos por el sistema, y número de fracasos escolares, todo ello según las distintas etapas educativas y por sexos. Para poder hacer esto a nivel nacional lo primero que habría es que adoptar una definición unánime para todo el terriorio de lo que son los alumnos de AACCII, cosa que no existe actualmente. Si dichos estudios existen y yo no los conozco, te ruego me ilustres en la materia, porque las cifras que recogen muchos autores actuales y que se reproducen en muchos artículos científicos y no científicos, -hasta donde yo sé- son extrapolaciones de datos de USA mayormente y no de nuestro país. Gracias por opinar.

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. En mi opinión este artículo presenta una visión parcial e injusta sobre las AACC y sus familias. Pareciera al leerlo que los padres de los niños de altas capacidades vamos por ahí poniendo denuncias a diestro y siniestro y los hijos convirtiéndose mayoritariamente en inútiles sociales.
    A lo mejor es más común sufrir la incompetencia del sistema educativo primero para detectar y luego para actuar eficazmente respecto a los alumnos con AACC (que conste que me indigno igualmente cuando compruebo que este sistema es igual de inútil para ver en sus narices a un niño disléxico, que también pasa). A lo mejor lo más normal es que ese niño sea víctima de burlas o rechazo por parte de ciertos compañeros.
    A lo mejor también es frecuente tener que ir al psicólogo, incluso antes de saber que existe alta capacidad, porque algo no marcha bien en el desarrollo emocional del niño.
    A lo mejor los padres están haciendo en casa un gran trabajo para que el colegio no se cargue la autoestima y la motivación del chaval, y a lo mejor hasta lo consiguen y el muchacho es trabajador y responsable a pesar del sistema educativo.
    Y lo mismo todo esto sucede sin que a los padres se les ocurra poner denuncias, ni tan siquiera comentar sus dificultades con nadie del "mundillo" jurídico. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo mejor, si más padres denunciaran el maltrato psicológico que supone para sus hijos su falta de atención educativa, el sistema educativo cambiaba.
      A lo mejor, si los padres denunciaran el acoso y el bulling, de los que forma parte el rechazo y las burlas, el sistema educativo actuaba.
      A lo mejor, los padres disponen hoy día de muchos más recursos que antes, gracias a internet, para ayudar a sus hijos y no hay que depositar toda la responsabilidad en el sistema educativo.
      A lo mejor, no todos los niños superdotados fracasan.
      A lo mejor, si más padres se asesoraran jurídicamente en relación a sus problemas, podrían utilizar herramientas jurídicas en defensa de sus hijos frente a la Administración.

      Eliminar
    2. Tener altas capacidades no va de ser perfecto, no va de saberlo todo,no va de tener exito, no va de no necesitar ayuda o necesitarla. va de ver las cosas de un modo distinto de relacionar conceptos a gran velocidad, extrema sensibilidad, depercepcion aguda, de sentir de un modo diferente,de crear, producir, generar, y aprender diferente y lo que se pide es comprension y apoyo en la sociedadby en el ambito academico. Hay veces que estas personas tienen habito de estudio y otras veces que no porque no los cuesta esfuerzo conseguirlo hasta que es mas dificil los temas que requiere se habito y aqui esta la dificultad donde parte todo.Quejarnos del sistema por no motivarlos antes o ver los resultados buenos y no quejarno. Union esto es cosa de todos. Difil para ellos y para nosotros.
      Ruben padre de un superdotado con fracaso escolar. Estamos trabajando con los habitos de estudio en asignaturar que domina pero que se dan repetitivamente y no provocan estimulo alguno.
      No critiquemos. Solucion y comunicacion.
      Ruben

      Eliminar
  7. Este articulo es demagogia pura. Ya estamos con el mito del trabajo duro. En el exito influyen muchos factores, no solo el trabajo duro. Esto es una falta de respeto hacia muchas personas que trabajan duro y no logran el exito. Por otra parte, es un camino muy largo: que alguien no tenga exito ahora no quiere decir que nunca vaya a tenerlo. Es muy facil mencionar a toro pasado a todos esos genios. Eso no tiene ningun merito. Lo dificil es, precisamente, prever el exito antes de que suceda, y por eso es necesario poner los medios. Que se puede conseguir de todas formas? Oh claro! Mediante trabajo duro. Un trabajo 40 veces mas duro de lo que podria ser. Pero parece que el masoquismo es un valor mas apreciado que la eficiencia. Todo esto es un insulto a la naturaleza del fenomeno aacc y el polimatismo. Desprende ignorancia por todas partes

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.